Endless Climb

Ir abajo

Endless Climb

Mensaje por Tsukiyomi Mayumi el Sáb Abr 23, 2011 2:58 am

¿Por qué las subidas siempre parecen eternas?

Observó con un suspiro hacía arriba, casi como si tratase de imaginar lo largo que parecía el recorrido en escalada. Por lo que podía apreciar, no sabía si quizás era parte de una alucinación o algo real, pero se veía casi eterno, como si no tuviese un fin predestinado ni nada similar. Se encoge de hombros, ella misma ha decidido hacer esto, y ahora, no hay vuelta atrás. Pero es que cuando salió de su habitación, solo para respirar "aire fresco" -Si es que se le podía decir así salir a recorrer unos cuantos pasillos.-, la bajada se le hizo tan sencilla, tan fácil, que no lo había pensando demasiado para descender con ligereza. Inclusive, había sentido que flotaba, como si su descenso fuera lento, como cuando en sus sueños caía siempre por ese agujero -O cuando no atravesaba un espejo, o CREÍA que lo hacía siendo franca-.

Sin embargo, siempre le causaba un gran problema subir de vuelta. Cuando lo hacía, parecía que la fantasía se distorsionaba, no era capaz de imaginar nada, y aunque cuando niña pensaba que si subía podía llegar a las manos de Dios, ahora era distinto. No creía en nada de eso, y además, tampoco le gustaba la idea de subir con ese objetivo. Su objetivo siempre ha sido Wonderland, y para llegar a este o debes bajar por algún lugar, o atravesar algo. Jamás subir. Entendía que carecía de sentido, pero bueno... era su forma de pensar.

Decide dejar toda esa palabrería mental, y puso su pie en el primer escalón. Aún así, sintió como si este estuviese demasiado alto, y como le era casi difícil subirlo. Y cuando miró hacía arriba, la escalera parecía venirse encima de ella, como si la fuese a aplastar, o peor, como si tuviese vida propia y tuviera intenciones poco propicias para su persona. Sacude la cabeza intencionalmente, aprieta fuertemente los ojos luego de cerrarlos, toma aire profundamente, y luego, decide no mirar arriba, solo al frente. Levanta el otro pie, y luego, se ve parada en el primer escalón. No había sido tan complejo como lo había imaginado, pero aún quedaban muchos escalones más.

-Solo... unos cuántos más. -Se dijo para sí, mientras volvía a levantar el pie, esta vez para colocarlo en el segundo escalón. Pestañeó ligeramente, repitiendo una y otra vez No mires arriba, no mires arriba, o la escalera querrá devorarte, y siguió lentamente, paso por paso, ascendiendo con dificultad. Ahora entendía porque odiaba tanto las escalinatas. No podía pensar en ningún destino propicio para ellas, subir era cansador y peor... Ver hacía arriba era sentir como todo se te venía encima.

En cambio, bajando te sentías ligero, podías pensar en cualquier sitio cuando ibas hacía abajo, y era como si todas las cosas que parecían sobrepasarte se empequeñecieran tan solo con tus pasos descendentes. Era tonto pensar algo así... ¿Pero quién decía que podía ser alguien inteligente?

Subir... es molesto. Se siente como si estuvieses demasiado cerca de la realidad.
avatar
Tsukiyomi Mayumi
Interno tipo A
Interno tipo A

Localización : Wonderland.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.